El 8 de diciembre de 1987 la UNESCO declaró a la Gran Muralla China Patrimonio de la Humanidad, y en 2007 fue nombrada también una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno, se constituye por un conjunto de construcciones dispersas que suman al menos 7,000 kilómetros de longitud.

Esta gigantesca construcción se remonta al siglo III a.C. en donde para protegerse de ataques diferentes feudos comienzan con la construcción de muros comúnmente elaborados de capas de tierra y en ocasiones piedra de montaña, fue hasta el siglo XV que la dinastía Ming retomó el proyecto construyendo muros a lo largo de la frontera norte de China, en donde a diferencia de sus antecesores los nuevos muros fueron elaborados de ladrillos cocidos, granito y piedra caliza entre otros.

View this post on Instagram

Jiankou #GreatWall

A post shared by Damion Bailey (@d_bailey22) on

Muchos identifican al sitio “Cabeza del viejo dragón” como el inicio de la muralla, ubicado en la ciudad de Qinhuagdao junto al mar de Bohai, aquí se dice que la muralla parece un dragón que está bebiendo agua del mar mientras su cola se pierde en el desierto.

Otro extremo que también es identificado por algunos como el principio o fin de la muralla es Jiayuguan el cual está ubicado a 1500 kilómetros al este de la capital.

A lo largo de los tramos de la muralla existen torres de vigilancia, así como fuertes o cuarteles directamente agregados a las paredes, cada torre tiene escaleras únicas y de acceso difícil con la intensión de confundir al enemigo, en estas torres solían pasar largas estadías los soldados que custodiaban la ciudad.

Existen diversas historias y leyendas en torno a la muralla, muchas son verídicas, otras son parte del imaginario popular o mezcla de ambas, como muestra se encuentra la leyenda “Las lágrimas de Meng Jiangnu” la cual es parte del folclore de China, en esta se cuenta la historia de los estudiantes Meng Jiangnu y Fan Xiliang, este último condenado a ser enterrado vivo por un supersticioso y corrupto oficial encargado de la construcción de una sección de la Muralla China. Una vez que Xiliang desaparece, Jiangnu comienza la afanosa búsqueda de su amado pasando por muchos obstáculos para finalmente descubrir que Xiliang ya había muerto, lo cual desató el llanto y la furia de Jiangnu provocando la caída de los muros de una gran parte de la muralla.

Escrito por MaríaMedina

Cuenta cuentos, sueños y experiencias, amante de la vida y la luz que hay en ella...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s